Gary Baseman: Pequeños seres Perturbadores

Gary Baseman es un autodidacta que rápidamente se convirtió en un icono de la ilustración comercial, esta fama lo llevo a crear como una máquina según los pedidos que diariamente tenía para importantes revistas y grandes marcas: esto eran el motor de su trabajo pero su vocación por el arte le dio vuelta a donde él se sentía más cómodo. Baseman actualmente genera discursos desde su imaginario personal, donde existen pequeños seres perturbadores, tiernos y generalmente eróticos, que se vinculan cariñosamente e inofensivamente con ninfas igualmente inocentes. Parece ser la mentalidad infantil encontrándose con los primeros momentos de placer sexual, donde la inocencia es la principal fuente de lujuria.

Estos diminutos personajes feminizados sin penes, rostros con grandes ojos y media sonrisa, babeantes y empapados en fluidos, son la imagen de niño y sus deseos puestos de manifiesto. Sin malicia y viviendo en bosques de posibilidades sexuales estos personajes se apropian de la situación, donde se anula la imagen masculina de personaje penetrador agresivo y se da paso a seres extremadamente naif. Es en esos escenarios donde se producen cándidas relaciones encuentros de descubrimiento, que dan paso a preguntas sobre las manifestaciones primarias de la sexualidad y la cuestionada perversidad del sexo.

Para saber más sobre este artista pueden visitar su página oficial Gary Baseman

3